Artículos Online

Testimonios

Estimados Aldo y Olga:
He leído completamente la primera entrega de la Revista DIANAS - y esto es mucho decir ya que tengo represados 5 libros por leer - y me ha parecido ¡Excelente, Concisa y Muy Práctica!

El solo consejo preliminar de Olga respecto a vivir la vida ligeros de equipaje vale oro.
Si... todos ya lo sabíamos... pero ustedes estimulan a poner en práctica esa información.

Actualmente soy una persona relativamente ordenada, clara y que vive feliz pero estoy seguro que los valiosos consejos de la revista me hará más próspero aún.

Que Dios los bendiga y estoy atento para ver como retribuir a su generosidad.
Nicolás Osorio

ver mas testimonios...

Motivándonos

La definición del término motivación, viene dado del latín motívus, es decir, relativo al movimiento. Así es que podríamos entenderlo como el impulso que inicia, ayuda y nos mantiene en el camino deseado hasta alcanzar nuestra meta.

En ese movimiento será imprescindible una buena dosis de voluntad inicial, ilusión y franco interés.

La mera posibilidad de hacer realidad nuestros sueños es la mejor de nuestra motivación. Pero descubrir cuales son nuestros más profundos impulsos, a veces, no es tarea fácil… ¿O si?...

Nos movemos por necesidades. La insatisfacción en alguna de nuestras áreas, hará que nos impulsemos y busquemos solución a nuestros deseos no realizados. Es, en ese punto donde nuestra motivación se volverá parte imprescindible en el proceso de alcanzar nuestras metas.

Eres producto de las acciones realizadas en el pasado. Si hoy, podemos disfrutar de éxito y felicidad, es gracias a nuestra vida pasada. Sin embargo, si no estás donde te gustaría encontrarte hoy, entonces debes cambiar actitudes, pautas y hábitos para cambiar tu presente y labrar tu futuro

Si queremos alcanzar el éxito en nuestras metas, la primera de nuestras prioridades debe ser una alta y constante motivación. Para ello nada más fácil que una sincera conversación con nosotros mismos. El acercamiento a nosotros, a lo que somos, nos desvelará lo que realmente queremos.

Estos dos sencillos pasos te ayudaran a conseguir tus metas y no perder la ilusión:

Define tus metas, escribe, revisa y estudia todas tus metas. Haz que sean claras y específicas. Lee con especial atención y descubre qué poderosas razones te conducen, y si están en consonancia con lo que eres. Revísalas a diario y no pierdas el enfoque.

Actúa diariamente. Hazte un plan. No importa si es un paso grande o pequeño, pero haz de tus días una lista de pequeños logros. Así conseguirás que día a día tus éxitos crezcan y te lleven a otros cada vez mayores.

Observa que un hábito es una conducta repetida.

Recuerda: Una de las más potentes herramientas a nuestra disposición para avanzar, es sin lugar a dudas la motivación. Si estás motivado, estimulado, si haces de la obstinación e ilusión un deseo irrefrenable, dejarás atrás tus miedos y tus fracasos cada vez serán menos. Serás imparable en tu carrera hacia el éxito.